Huevera sujeta-móvil

Una ocurrencia en tiempos de encierro en estado de alarma. La necesidad surge de la comprobación de que muy pocas personas cuando estamos en videoconferencia son capaces de sujetar los móviles convenientemente, por lo que las imágenes que recibimos en pantalla salen movidas, con media cara cortada, o muy lejos o muy cerca. Es incómodo.

Para evitarlo basta con sujetar el móvil con un dispositivo ad hoc. Los hay gratis de publicidad, y algunos de compra más o menos ingeniosos, bastante bien diseñados. Pero si no se tiene el aparato basta con echar mano de una huevera, y así reutilizamos una material tan común y abundante en cualquiera hogar, algo más que recomendable antes de acudir a comprar.

Utilizamos las hueveras vacías, muchas veces guardándoselas a la paisana que vende huevos frescos “de casa” para su reutilización. Eso está muy bien. Pero si observamos una huevera de seis cavidades abierta nos ofrece una compartimentación muy útil para guardar la cachivachería que hay suelta por encima de la mesa, o en un cajón. He visto incluso quien las usa como caja para guardar hilos y útiles de coser, y también es frecuente decorarlas y hacer manualidades… la rigidez de su cartón es una oportunidad que las hace muy versátiles.

Pero podemos darlas un toque creativo. Me gusta de las hueveras que están hechas de un material poroso, cartón ondulado elaborado como si fuera papel-maché que recuerda a la textura y gramaje del papel para pintar acuarela, y por ello se presta a que puedan decorarse con pinturas acrílicas o con rotuladores gruesos. El interior de la tapa se ofrece como un minilienzo para esos menesteres:

Pero lo bueno de las hueveras es que son capaces de hacer de soporte sujeta-móvil, e incluso para soportar una tablet, tal como podemos ver a continuación:

Para decorarlas se puede utilizar acuarela, gouache, y combinar estas técnica con rotuladores, lápiz color, acuarelables, tinta, etc.

Juantxu Bazán, 17 de abril de 2020

Detenerse y continuar (stop and go!)

Boceto para imagotipo. Lápiz, rotulador desgastado y lápiz color. 23 de marzo
de 2009.
Idea previa. Maqueta para concurso de logotipo para la Secretaria general de drogodependencias del Gobierno Vasco. Hacia el año 90. Debió ser un lapsus administrativo en una época en la que el azote de la droga en euskadi era brutal . Digo un lapsus (desconozco el resultado del concurso) porque ahora no existe una secretaría con esa denominación. Inperdonable error ortográfico en la no acentuación de Secretaría.

Dos carteles para cambiar el modelo energético.

En enero de 2014, EnerPlus, cooperativa energética de Cantabria para el fomento de las energías renovables y la alternativa al actual modelo energético, organizó una charla informativa en Castro Urdiales.

En aquella ocasión me planteé hacer un cartel para informar de un acto y al mismo tiempo dar alguna pista para animar a la concurrencia a dar un paso más y hacerse socios de EnerPlus, la cooperativa energética, por eso concebí un cartel con más información de lo habitual, en la que el texto descansa sobre colores casi planos, muy naturales, y plácidos, los de un paisaje por el que paseo a menudo y que para mí tiene también una cierta inspiración rothkiana, abstracción y realidad, proximidad y lejanía

 

CartelEner3

También se me ocurrió otra versión más rotunda y energética, representando con un toque de ironía y tragicomedia a  uno de mis  iconos más dibujados:

CartelEner2

Debí quedar bastante persuadido por la cartelería que no dudé en apuntarme y me hice socio aportando 100 euros. Tres años después seguimos dibujando, y apostando por lo mismo de entonces. La cooperativa Enerplus, ahora tiene un nombre mucho más poético, SOLABRIA, pero el modelo energético no cambia, no nos lo cambian, porque nosotros tampoco hacemos lo suficiente para cambiarlo.

19 de mayo de 2017.