75º Aniversario del cargadero de Dícido. Conferencia de Joaquín Cárcamo

Joaquín Cárcamo cierra el ciclo de conferencias del 75º aniversario con un rendido homenaje al cargadero de Dícido

Conf. C.Dícido (39)

Joaquín Cárcamo, durante la conferencia el 29 de noviembre de 2013, en el centro cultural La Residencia de Castro Urdiales

LA ENORME IMPORTANCIA DEL CARGADERO DE DÍCIDO,

EL ÚLTIMO CANTILEVER

La segunda conferencia reunió a unas 50 personas en el salón de actos del centro cultural La Residencia para escuchar a Joaquín Cárcamo el pasado viernes 29 de noviembre, en una ponencia que resultó ser un homenaje al cargadero de Dícido, el último cantiléver que nos queda en España, y uno de los pocos del mundo. Con ella se cierra el breve ciclo de jornadas divulgativas organizadas por la concejalía de Economía y Patrimonio del Ayuntamiento de Castro Urdiales con la colaboración de la Escuela Taller.

Joaquín Cárcamo hizo un recorrido muy didáctico que ha ayudado a los asistentes al acto a entender mejor la importancia del cargadero, esta pieza única de la ingeniería minero-industrial; en la exposición se mostraron más de 100 fotografías, algunas de ellas inéditas, y que comienzan por señalar las técnicas de construcción del actual cargadero, en 1.938, tras la demolición un año antes del anterior por las tropas republicanas en retirada. Cárcamo explicó por qué razón denominamos al cargadero como cantilever, una expresión inglesa que resume la técnica para la construcción de puentes que fue vanguardia de la ingeniería muy pocos años antes de que se construyera el primer cargadero cantiléver en la ensenada de Dícido, cuando la compañía minera entendió el buen funcionamiento de su predecesor el cargadero de Saltacaballos de las minas de Setares.

cuadro1

Heinrich Berger, C.Schneider, Benjamin Baker… son nombres ligados a los avances que se produjeron en la construcción de puentes tipo cantilever. Estos avances fueron aplicados en la costa de Castro Urdiales, en Saltacaballo y Dícido, para mejorar con ello el rendimiento de los trabajos de carga y embarque del mineral dando lugar así a un tipo innovador de cargadero. El constructor de ambos fue Auguste Lecoq de Hal (Bélgica), Theóphile Seyrig (autor del puente de Don Luis I en Oporto) proyectó el de Dícido y Sir Benjamin Baker (coautor del Forth rail bridge) ratificó los cálculos. De ahí la importancia patrimonial, según Cárcamo, del actual cargadero de 1938, último construido y único existente hoy.

Las costas españolas han tenido 13 cargaderos de mineral de este tipo, de los cuales siete se encontraban en el municipio de Castro Urdiales; de oeste a este: Sonabia, Urdiales (cargadero interior y exterior), puerto de Castro, Dícido, Saltacaballos y Ontón.

 cuadro2

Cárcamo resaltó también que el de Dícido es uno de los siete únicos cargaderos históricos (de diversos tipos) que aún existen en España (junto a los de Astillero, Barakaldo, Águilas Almería y los dos de Huelva), para terminar por mostrar algunas de las intervenciones realizadas sobre los diferentes cargaderos y entornos, algunas de ellas muy desafortunadas en su opinión, con escaso respeto por los restos mineros y el espíritu del lugar, muy alejadas de lo que dictan las normas de conservación del patrimonio cultural.

En el debate se pusieron de manifiesto las dificultades de conservación del cargadero y asimismo la necesidad de actuar sobre él de forma urgente, con un proyecto que se ocupe de forma prioritaria de la preservación y restauración de su estructura paralizando su deterioro, para que dentro de 25 años podamos celebrar el 100º aniversario de este elemento único del patrimonio industrial, uno de los bienes culturales  más universales que se conservan en Castro Urdiales.

Juantxu Bazán, 1 de diciembre de 2013.

Conf. C.Dícido (13)

Aspecto del salón de actos durante la conferencia de Joaquín Cárcamo

cargaderolcentenario

Imagen actual del cargadero de Dícido, en riesgo de desaparición por corrosión o por la acción del mar como ya sucediera hace cuatro años con el cargadero de mineral de Pobeña, en Muzkiz. Un propósito para el año 2038: la celebración de su centenario. Una necesidad inminente y una obligación por parte de las administraciones: una actuación urgente para su restauración y consolidación.

Conf. C.Dícido (40)

Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. Fernando A.

     /  2 diciembre, 2013

    Documentación extensa y elaborada, amenidad e interés. Solo falta que los gobernantes midan bien el orden de prioridades, que permita su recuperación muy a corto plazo, sin maquiavelismo partidista,.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: